Noticias

Muchas familias delegan en las pantallas el cuidado de sus hijos

Sondeo realizado a más de 1000 familias por Educación Incondicional

  • El 44% de las familias confiesa recurrir a las pantallas para entretener a los menores de 14 años y así facilitar la gestión de tareas adultas
  • El 78% de los encuestados reconoce que sus hijos usan dispositivos electrónicos y el 45% lo hace a diario
  • Destaca la resistencia y frustración del 40% de los niños y niñas cuando se enfrentan al momento de apagar los dispositivos electrónicos
  • Los cuentos y juegos de mesa pierden fuerza en el ocio infantil frente a la digitalización

Según un estudio realizado por Educación Incondicional sobre el consumo de pantallas durante el mes de diciembre a familias de menores de 14 años, casi la mitad de los participantes recurren a los dispositivos para facilitar el desarrollo de sus tareas cotidianas como adulto e incluso a la hora de hacer efectivo su
ocio o descanso.

Esta acción somete a los menores a una sobreexposición frente a las pantallas, algo que está contraindicado sobre todo en los menores de 2 años.

En la era digital, donde las pantallas se han convertido en inseparables compañeras de la infancia, como señala el reciente estudio liderado por Elvira Perejón, neuroeducadora y CEO de Educación Incondicional, se destaca la urgencia de comprender las consecuencias del uso excesivo en el desarrollo cognitivo, mental y emocional de los más pequeños.

El 65% de las familias afirma que utilizan principalmente la televisión y el móvil como medios de entretenimiento para sus hijos, mientras que solo un 21% confirma que los dispositivos se emplean en su hogar para fines educativos.

Las familias confirman que el 78% de los niños utilizan dispositivos electrónicos de sus padres, y un 45% lo hace diariamente. Además, el 11% de las familias sondeadas confirman que sus hijos tienen su propio dispositivo, siendo cada vez más temprano el acceso de los menores a tener su propio móvil o tablet.

El sondeo llevado a cabo por Educación Incondicional también destaca la resistencia y frustración que el 40% de los niños y niñas participantes en el estudio muestran cuando se enfrentan al momento de apagar los dispositivos electrónicos. “Este fenómeno, lejos de ser un simple capricho, es una señal preocupante de la profunda conexión emocional y dependencia que los niños están desarrollando hacia las pantallas y una de las grandes preocupaciones de familias y expertos”, afirma la impulsora del estudio, Elvira Perejón.

La gratificación instantánea que ofrecen las pantallas, con sus colores brillantes, sonidos atractivos y
respuestas rápidas, contrasta fuertemente con las demandas más lentas y menos predecibles del mundo real.

Los niños pueden desarrollar una preferencia por la estimulación digital constante, lo que dificulta el
proceso de transición hacia actividades más pausadas o desconectadas e incluso dificulta el desarrollo de la atención y la concentración, traduciéndose en posibles dificultades de aprendizaje en el ámbito escolar.

La neuroeducadora, señala la importancia de abordar este comportamiento desde una perspectiva holística. “La resistencia y frustración ante el apagado de dispositivos no solo son síntomas de una conexión emocional intensa con las pantallas, sino también señales de que debemos replantear cómo introducimos y gestionamos el tiempo frente a estos dispositivos en la vida de los niños”, enfatiza.

En respuesta a este desafío, Perejón destaca la necesidad de establecer límites firmes y claros para
fomentar actividades alternativas que estimulen la creatividad, la interacción social y el aprendizaje
fuera del entorno digital. “Es crucial equilibrar el tiempo de pantalla con experiencias enriquecedoras
y variadas para permitir un desarrollo saludable y equilibrado”, añade.

Perejón enfatiza que estas actividades no solo promueven el desarrollo de habilidades específicas,
sino que también fortalecen los vínculos familiares, creando un ambiente enriquecedor donde los
niños pueden aprender, explorar y crecer, conociendo su mundo y su entorno más cercano.

En los últimos meses se han publicado varios estudios científicos y psicológicos que respaldan las
preocupaciones planteadas en este informe, siendo el consumo excesivo de pantallas en niños y
adolescentes asociado a un aumento de la obesidad, alteraciones en el patrón de sueño, problemas
de atención y alteraciones en el desarrollo del lenguaje, así como otros trastornos relacionados con
la salud mental y emocional.

Por suerte, “los efectos de la sobreexposición a las pantallas no son totalmente irreversibles gracias
a la plasticidad de nuestro cerebro y el tiempo de calidad en familia es un antídoto vital para
contrarrestar los excesos”, afirma la CEO del proyecto.

Aunque las familias saben de los beneficios que aporta la interacción a través de juegos de mesa,
música, los cuentos y otras actividades lo más cómodo, reconocen, es entregar una pantalla.

El objetivo de este estudio, como indican desde Educación Incondicional, no es simplemente un
informe de cifras; es una llamada urgente a la reflexión y la acción conjunta, en el que la infancia
merece un entorno que nutra su crecimiento y les permita florecer en toda su potencialidad.

La organización insta a padres, educadores y responsables políticos a considerar el impacto del uso
excesivo de pantallas en el desarrollo infantil y a trabajar juntos para encontrar un equilibrio
saludable.

No se trata simplemente de prohibir, sino de informar y formar, resaltando la importancia de una
buena educación sobre competencia digital, así como de la gestión y el uso saludable de estos
dispositivos.

Más información sobre el sondeo en: hola@educacionincondicional.com

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate gratis para recibir toda la información sobre eventos educativos, cursos, noticias y recursos para educadores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Mostrar más

Gestión Educativa

Revista Gestión Educativa es el medio dedicado especialmente a la problemática de la gestión educativa en Iberoamérica. Esta publicación es el nodo central de la Red de Directivos de Instituciones Educativas (REDIE)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba